¿Qué significa el triunfo de Trump para DACA?

Posted on: November 14th, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Pin on PinterestShare on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditShare on LinkedInPrint this page
Por Lily S. Axelrod

Trump ha prometido que va a acabar con DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals/Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), un programa que ha permitido que cientos de miles de personas jóvenes sin un estatus legal salgan de la sombra para solicitar permiso de trabajo y sus licencias de conducir.

Debido a que DACA se originó de una “acción ejecutiva” y no de una ley otorgada por el congreso ni por el reglamento de una agencia, Trump lo puede acabar o cambiar tan fácilmente como Obama lo creó. Por eso, el programa es mucho más vulnerable que otros beneficios de inmigración, como por ejemplo las visas patrocinadas por empleadores, o la residencia permanente, las cuales requieren una acción iniciada por el Congreso para eliminarlas o hacerles cambios sustanciales.

Todavía no sabemos precisamente lo que va a hacer el Presidente electo Trump, y nadie tiene bola de cristal. Nadie puede prometer que “DACA es absolutamente seguro y no lo pueden cambiar,” ni que “van a terminar DACA inmediatamente y van a detener y deportar a todos.”  La realidad está entre una de esas medidas. Trump nos ha dado una señal ominosa al nombrar a Kris Kobach—el autor de leyes estatales inconstitucionales como SB1070 de Arizona y HB56 de Alabama—a su equipo de transición para trabajar en temas de inmigración.  Sin embargo, Trump no ha anunciado todavía cuándo ni qué tipo de cambios le haría al programa.

¿Cuáles son las opciones que tiene Trump para acabar con DACA?

  • Trump podría mantener el programa de DACA, por ahora, para utilizarlo como moneda de cambio. Si Trump realmente quiere efectuar cambios grandes en el sistema de inmigración, él va a necesitar la colaboración de los Republicanos moderados y por lo menos de algunos Demócratas en el Congreso. Si él y sus asesores están pensando estratégicamente, es posible que decidan no hacer cambios inmediatos a DACA y así mantenerlo como moneda de cambio en la negociación. Si así fuera, el Departamento de Inmigración (USCIS) podría seguir aceptando nuevas solicitudes de DACA y seguir renovándolo. Así que, si el Congreso aprueba una reforma pragmática de las leyes de inmigración, todavía es posible que esa reforma incluya un camino a la residencia permanente para los beneficiarios de DACA.
  • Trump podría permitir que los beneficiarios actuales de DACA renovaran su estatus, pero mandar que USCIS dejara de aceptar nuevas solicitudes. En esta situación, los beneficiarios actuales de DACA podrían seguir renovando indefinidamente su permiso, parecido a la política del programa de TPS (Estatus de Protección Temporal).
  • Trump podría eliminar gradualmente el programa. Trump podría ordenar desde su primer día en el despacho presidencial que Inmigración deje de aceptar nuevas solicitudes de DACA y que deje de renovar ese estatus. Si así fuera, los beneficiarios actuales de DACA mantendrían la protección de la deportación y el permiso de trabajar legalmente solo hasta la fecha de vencimiento de DACA.
  • Trump podría revocar DACA inmediatamente. Trump podría declarar nulos todos los otorgamientos de DACA actuales, lo mismo con los documentos de autorización de trabajo ortogados bajo el programa. Aunque técnicamente él tenga la autoridad de hacer esto, no está claro cómo se podría imponer la revocación inmediata de los beneficios.

En cualquiera de estas situaciones hipotéticas, es posible que Trump ordene que ICE (el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) use la base de datos que contiene los beneficiarios de DACA para luego deportarlos.  Esta situación es la que más les da miedo a nuestros clientes y amigos.  Es imposible pronosticar la probabilidad, pero cualquier acción grande que involucra al grupo de más de 700,000 beneficiarios de DACA sería muy cara y poco popular. Se supone que los empleadores y los líderes comunitarios también levantarían la voz.

En lugar de imponer deportaciones sin ninguna discreción, Trump podría enfocarse en los que tienen antecedentes penales u órdenes previas de deportación, como Obama ya ha hecho.  Aunque todos tenemos miedo de las grandes redadas y de miles de detenciones, es más factible que la administración simplemente les envíe por correo las noticias de comparecencia, avisándoles a las personas de sus audiencias de deportación en la corte de inmigración, ya que así sería menos caro y menos dramático.

Las cortes de inmigración están muy atrasadas, y esta situación iría de mal en peor si Trump decide aumentar el número de deportaciones antes de aumentar el presupuesto de los tribunales. Entonces cualquier plan de deportar a los miles de beneficiarios de DACA sería lento y caro, dejándoles tiempo para intervenir a las organizaciones políticas y los medios de comunicación.

El aspecto más importante de DACA nunca ha sido su débil protección legal temporal que les otorga a sus beneficiarios.  Al contrario, es la valentía de las personas jóvenes, saliendo de la sombra para no dejarse pisotear y para defender sus comunidades.

¿Qué debo hacer si ya tengo DACA?

Debe consultar sus opciones con un abogado de buena reputación y experto en las leyes de inmigración. Muchos beneficiarios de DACA son elegibles para otros tipos de beneficios que Trump no puede eliminar inmediatamente, como por ejemplo el Estatus Especial de Inmigrantes Juveniles (SIJ), la Visa U para víctimas de crímenes, la Ley de Violencia Contra la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés) para las personas que han sobrevivido la violencia doméstica (incluso los hombres), o una petición hecha por un familiar con estatus migratorio legal.

Si su DACA pronto se vencerá, debe consultar con un abogado de buena reputación sobre la posibilidad de renovar el estatus. Un buen abogado de inmigración evaluaría su historia migratoria, sus antecedentes penales, y los riesgos y beneficios de solicitar la renovación ahora. Hay que entender que el proceso dura varios meses, entonces probablemente no se va a recibir la aprobación antes del 20 de enero. La solicitud podría ser negada o devuelta, y USCIS todavía podría quedarse con la cuota de la solicitud. Los abogados no tenemos una bola de cristal para predecir lo que va a pasar, así que usted tendrá que tomar una decisión muy personal, considerando lo que le significa los beneficios de DACA y cuánto riesgo le es aceptable.

¿Qué hago si soy elegible para DACA pero todavía no lo he solicitado?

Debe consultar con un abogado de buena reputación y experto en las leyes de inmigración sobre los riesgos y los beneficios de solicitar DACA desde ahora. Si nunca ha entregado ninguna solicitud de inmigración antes, y si alguna vez ha sido arrestado por un delito, o ha tenido corte de inmigración antes, presentarse ahora puede ser bastante peligroso. Un abogado también puede analizar si hay otros posibles beneficios, por ejemplo, a través del Estatus Especial de Inmigrantes Juveniles (SIJ), la Visa U para víctimas de crímenes, la Ley de Violencia Contra la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés) para las personas que han sobrevivido la violencia doméstica, o una petición hecha por un familiar con estatus migratorio legal.

¿Puedo todavía obtener mi residencia a través del proceso de viajar bajo “Advance Parole”?

Actualmente los beneficiarios de DACA que entraron a los EE.UU. sin permiso y que tienen familiar cercano, como un esposo. que es ciudadano estadounidense o residente legal permanente, pueden tener un “atajo” para solicitar la residencia.  En vez de pasar por el engorroso y largo proceso de pedir el perdón provisional I-601A, y luego solicitar la visa a través del Consulado en el extranjero, algunos beneficiarios de DACA han tomado otra ruta que es el solicitar el “Advance Parole” para salir del país y luego devolverse.  Después de regresar a los EE.UU. bajo el “Advance Parole”, ellos son elegibles para cambiar su estatus y conseguir la residencia a través de sus esposos estadounidenses, aquí en los EE.UU.

Personas que ya viajaron y regresaron con Advance Parole deben continuar con sus solicitudes para la residencia en los EE.UU. El proceso para solicitar residencia no ha cambiado, y Trump no puede prevenir que alguien elegible aplique. Sin embargo, personas elegibles deben aplicar lo antes posible, porque un congreso hostil puede hacer cambios grandes en el proceso o en los requisitos en los años siguientes (y además porque las tarifas aumentarán el día 23 de diciembre).

Beneficiarios de DACA que ya tienen Advance Parole aprobado, y que no han viajado, deben considerar el viajar y regresar antes del 20 de enero, y solicitar la residencia inmediatamente cuando regresen.

Beneficiarios de DACA que todavía no han solicitado Advance Parole deben considerar la posibilidad de solicitarlo inmediatamente. El gobierno está aprobando las solicitudes normales en aproximadamente 2 o 3 meses, y las solicitudes de emergencia pueden ser aprobadas en días o semanas.

Todos los que están pensando en salir del país, incluso con Advance Parole, necesitan hablar con un abogado de inmigración antes de salir, especialmente si alguna vez han sido arrestados o si han tenido corte de inmigración. Siempre hay un riesgo de no poder re-entrar en los EE.UU. después de salir del país, y la decisión de re-entrar sin permiso puede hacerle inelegible para el estatus en el futuro. Un abogado puede ayudar a evaluar y minimizar el riesgo.

¿Qué pasa con la ampliación de DACA, y con el programa de DAPA?

En noviembre de 2014, el presidente Obama anunció una expansión del programa de DACA, haciendo la acción diferida disponible para las personas que llegaron antes de 2010 (en lugar de 2007), así como los padres de ciudadanos estadounidenses y residentes. Estos programas nunca han empezado, y probablemente nunca se hagan efectivos.  El Departamento de Justicia bajo la administración de Obama ha defendido estos programas frente a un litigio que fue hasta a la Corte Suprema este año, y ahora está de vuelta en el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito. Sin embargo, es probable que no haya una decisión final en la corte antes de enero, y la administración de Trump no defenderá ni implementará esta política.

Cualquier promesa de presentar una solicitud de DAPA o “DACA ampliado” es una estafa.

¿Qué necesitamos hacer todos, sin importar si tenga DACA o no,  para prepararnos para la administración de Trump?

Haga un plan para saber qué hacer si lo detienen. Es importante mantener un registro de todos sus documentos importantes, tales como certificados de nacimiento, pasaportes, informes médicos, antecedentes penales, y los trámites de inmigración.  Asegúrese de que un miembro de su familia tenga esta información. Si tiene hijos u otros familiares en su cuidado, planifique quien los puede cuidar, y si es necesario, tenga un apoderamiento médico o documentos de tutela apropiados. Ahorre dinero para la fianza, que puede ser más de $10,000 si tiene antecedentes penales, incluyendo un DUI.

Evite el arresto. Las autoridades de inmigración pueden detener a las personas que han sido arrestadas por la policía local, incluso si nunca han sido declarado culpables de cargos criminales, o si un juez ha desistido de los cargos. Detenciones y condenas, incluso por delitos menores, pueden hacer que sea más difícil conseguir una fianza para salir de detención de inmigración, y pueden interferir con las formas de beneficios disponibles en la corte de inmigración, tales como la cancelación de expulsión, el asilo y la residencia permanente. Conducir sin licencia o seguro es una señal de alerta para inmigración, y la policía local debe compartir sus datos con la Seguridad Nacional cuando lo apresan, incluso en las denominadas “ciudades de santuario” y lugares con políticas de “confianza”.

Si tiene problemas con alcohol o drogas, busque ayuda inmediatamente. Si ha tomado, o si no tiene licencia, pida que lo lleven, o use el transporte público o un servicio como Uber. Es menos caro que una fianza, un abogado, o comenzar una vida nueva después de la deportación.

A pesar de que la marihuana es legal en muchas jurisdicciones, la posesión sigue siendo un delito federal y puede interferir con la habilidad de ganar un caso de inmigración. Evite todas las drogas. Entienda que “el pago de una multa” o “terminación de un probatorio ” o “suprimir sus antecedentes” no “hace desaparecer los casos” para propósitos de inmigración.

Evite aparentar ser ciudadano estadounidense, por ejemplo, usando un pasaporte o número de seguridad social falso para obtener una licencia.

Si le acusan de un crimen, asegúrese de que su abogado le explique todas las consecuencias de inmigración. La intersección de la ley penal y la ley de inmigración es un área muy complicada, que cambia cada día. Un buen abogado de defensa criminal le preguntará acerca de su situación actual, sus antecedentes penales, su historia de inmigración, y sus objetivos. Muchas veces su abogado criminal consultará con un abogado de inmigración para evaluar los riesgos de cualquier acuerdo o declaración de culpabilidad. NO se declare culpable sin entender cómo su caso podría afectar su futuro.

CUIDADO CON LOS NOTARIOS. En muchos países de América Latina, un “notario público” tiene formación jurídica y puede preparar los documentos legales. Aquí en los Estados Unidos, sin embargo, un “notario público” sólo puede comprobar la identificación de testigos y firmas. Ellos NO tienen ninguna formación jurídica, NO pueden dar consejos legales, y NO deberían preparar las solicitudes de inmigración. Notarios frecuentemente se aprovechan del miedo y la ignorancia de la gente, y dan una falsa esperanza mediante la presentación de aplicaciones pobremente preparadas que en el mejor de los casos son un desperdicio de dinero, pero en el peor de los casos, pueden arriesgar su futuro en el país. A veces le dicen a la gente que no hay esperanza, cuando en realidad puede haber una solución. Antes de consultar a alguien que le ayude, asegúrese que sea un abogado licenciado en derecho. También puede comprobar si está registrado en la American Immigration Lawyers Association, un grupo profesional de los abogados de inmigración.

Tenga cuidado con los abogados de inmigración sin escrúpulos y los inexpertos que toman casos de inmigración ocasionalmente. La mayoría de los abogados de inmigración son personas trabajadoras, inteligentes, y compasivas. Sin embargo, hay unos pocos que intentan aprovecharse del miedo y la ignorancia de la gente. Hay que ser escéptico de cualquier persona que pida que le paguen una tarifa si quiere que lo represente como su abogado en caso que lo detengan.  Ud. debe saber que puede retirarse, pedir una copia de sus archivos y encontrar nueva representación si alguien le falta el respeto a Ud. o a su familia o si le piden que firme algo que no entiende.  Los mejores abogados de inmigración exclusivamente trabajan en casos de inmigración, o en inmigración y alguna otra área relacionada, como defensa penal o derecho de familia. Cuidado con los bien intencionados abogados de inmigración “ocasionales e inexpertos” que toman casos de inmigración esporádicamente.  Ellos pueden ser excelentes abogados en sus ámbitos de competencia, pero si no son profundos conocedores y experimentados en las sutilezas de la ley de inmigración, deberían remitir los casos de inmigración a los expertos.

Cuando decida consultar a un abogado de inmigración, consúltelo con su familia, su comunidad, su iglesia o su escuela. El caso de cada persona es diferente y ningún abogado puede garantizar un resultado en particular; pero usted puede preguntar a sus contactos si recomiendan a alguien que los haya tratado con dignidad, que les haya explicado todas las opciones disponibles, que les haya advertido acerca de los riesgos, y rápidamente les haya devueltos sus llamadas.